Alimentación

La alimentación como recurso en patología musculoesquelética

Los hábitos alimenticios influyen en la mayoría de las enfermedades comunes occidentales. La nutrición tiene gran influencia sobre el sistema locomotor, por lo que la alimentación es un buen y gran recurso en la patología musculoesquelética. El ejercicio físico, la nutrición, los aspectos psicológicos y el sueño son los pilares para una buena salud. Los avances en investigación nos inducen a comer similar a como ya lo hacíamos hace miles de años, pero a su vez la tecnología nos nutre de alimentos cada vez más modificados y empobrecidos, una gran paradoja.

Con una alimentación equilibrada y específica e individual que se ajusta de forma diferente a cada paciente según su necesidad, luchamos contra el proceso patológico interviniendo sobre la inflamación, toxicidad, radicales libres, equilibrio ácido-base, hipoxia y eje intestino-hígado.

“El germen no es nada, el terreno lo es todo”

Louis Pasteur

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website.
Ok